Tratamiento de la Vejiga Hiperactiva con Botox

Tratamiento de la Vejiga Hiperactiva con Botox

El tratamiento de vejiga hiperactiva con Botox es una opción eficaz para quienes no responden a los tratamientos convencionales. La toxina botulínica tipo A (Botox®) relaja los músculos de la vejiga, reduciendo las contracciones involuntarias y mejorando los síntomas de la incontinencia urinaria.

Tratamiento de la Vejiga Hiperactiva con Botox

¿Qué es la vejiga hiperactiva?

La vejiga hiperactiva causa urgencia repentina de orinar, a menudo acompañada de incontinencia. Este trastorno puede afectar significativamente la calidad de vida de los pacientes.

Más información sobre la vejiga hiperactiva.

¿Cómo funciona el Botox para la vejiga hiperactiva?

El Botox bloquea la liberación de acetilcolina, relajando los músculos de la vejiga. Esto reduce los síntomas de la incontinencia y la frecuencia urinaria.

Leer más sobre la toxina botulínica.

Tratamiento de la vejiga hiperactiva con Botox

  • Evaluación Previa: Incluye historial médico y exámenes físicos.
  • Preparación: Administración de antibióticos preventivos.
  • Inyección: Realizada a través de un cistoscopio, dura entre 15 y 30 minutos.
  • Post-Procedimiento: Cuidados posteriores y recuperación.

Leer mas

Beneficios del tratamiento con Botox

  • Reducción de la Incontinencia: Mejora significativa en los síntomas.
  • Duración del Efecto: Entre 6 y 12 meses.
  • Calidad de Vida: Mejora notable en el bienestar general.

Efectos Secundarios y Riesgos

  • Retención Urinaria: Posible dificultad para vaciar la vejiga.
  • Infecciones Urinarias: Riesgo incrementado.
  • Reacciones Locales: Dolor o irritación en el sitio de inyección.

Leer mas

Consideraciones Finales

El tratamiento con Botox es una opción viable y efectiva. Consulta a un especialista en urología para determinar si esta terapia es adecuada para ti

Share this post

Deja una respuesta


¿Tienes una Consulta?Escríbenos