Con el paso del tiempo y como consecuencia de algunos trastornos hormonales, hereditarios, mala depilación, factores alimenticios, entre otros, nuestras cejas tienden a perder volumen y a caerse, siendo muy difícil que estos vellos vuelvan a crecer nuevamente. La buena noticia, es que en la actualidad, existe un tratamiento llamado microblading, el cual permite diseñar una ceja perfecta y poblada sin necesidad de maquillaje o trasplantes de vello.

Además, las cejas, junto con las pestañas no sólo cumplen una importante función estética ya que también ayudan a proteger los ojos del sudor, evitan la entrada de agentes externos como el polvo y regulan la intensidad de la radiación solar que reciben nuestros ojos. Están hechas para comunicar y delatan la mayoría de nuestras emociones. Al menor movimiento nos ponen en evidencia y revelan incomodidad, tristeza, enojo, alegría, sorpresa, entre muchas otras impresiones. 

El microblading es un novedoso tratamiento de belleza con el que se obtienen unas cejas perfectas utilizando una técnica de maquillaje semipermanente, sin la necesidad de recurrir a tratamientos más invasivos como la micropigmentación, el maquillaje permanente o el trasplante capilar.

Para realizarlo, se utiliza un procedimiento muy sencillo que nace a través de una técnica tradicional japonesa, también llamada Tebori, entre los siglos  XVIII y XIX. El método de tatuaje Tebori consiste en ir pinchando la piel sólo a nivel de la dermis con agujas muy finas, mientras se hace presión con la otra mano sobre la piel.

Con esta técnica es posible realizar cualquier tipo de tatuaje, permitiendo corregir cejas totalmente despobladas o irregulares. Por lo tanto, permitirá conseguir al paciente unas cejas perfectas y diseñadas a medida según las características y necesidades de cada uno/a.

El microblading permite trabajar la forma y el color de las cejas según las preferencias de cada paciente. Está indicado para personas que hayan tenido pérdida de pelo o quieran una ceja más poblada. Los resultados El duran hasta 1 año y medio pero hay que realizar los retoques pertinentes.

Para valorar al profesional, es importante tener en cuenta que debe ser cualificado, que tenga conocimientos de medicina estética y que el profesional sea Técnico Especialistas en Micropigmentación.

Así mismo, el centro de estética o belleza en el que se realice la intervención debe cumplir con todas las normas básicas, como instalaciones adecuadas, normas sanitarias, entre otros, que aseguren al paciente un correcto tratamiento y recuperación.

Durante la primera cita, el especialista le preguntará al paciente cuáles son sus expectativas y cuáles han sido las causas de la pérdida de vello o pigmentación en las cejas. Por otro lado, el experto para tomar una decisión adecuada según cada paciente, se guiará por el color de la piel y la pigmentación natural de las cejas.

Es importante destacar, que cada individuo posee particularidades que el especialista debe tomar en cuenta. Por ejemplo una persona de pelo rubio con cejas más oscuras o pelo oscuro con cejas más claras. Cada una de estas individualidades serán tomadas en cuenta el momento de elegir el color para que el resultado sea lo más natural y lindo posible.

  • Para empezar, el profesional debe aplicar una crema anestésica en la zona en la que se va a aplicar la técnica, y a continuación un anestésico suministrado en forma de gel para eliminar posibles molestias.
  • Después, dibujará con un lápiz especial la forma y las medidas de la nueva ceja.
  • Se empieza a trabajar con la aguja y se realizan cortes muy finos para recrear los pelos de las cejas. El objetivo es conseguir unos trazos nítidos y definidos para lograr un resultado natural.
  • Finalmente, se aplican los pigmentos, se recomienda que sean inorgánicos para reducir la posibilidad de alergias.

Los resultados duran entre 1 o 2 años (dependiendo del tipo de piel) y generalmente, se necesita un retoque pasado un mes para que los resultados sean mejores. El procedimiento en cualquier centro especializado dura alrededor de 1- 2 horas.

Después del tratamiento, los especialistas recomiendan tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Evitar la exposición al sol durante al menos un mes para evitar cualquier problema con la pigmentación del tratamiento.
  • En lo posible evitar frotar o rascar la zona.
  • No fumar, ya que el tabaco puede producir decoloración de los pigmentos.
  • Mantener la zona del tratamiento lo más seca posible para que la cicatrización sea buena.
  • Es importante no utilizar ningún tipo de maquillaje durante la primera semana post tratamiento, hasta la evaluación y autorización del especialista.
  • Así mismo, es importante cuidar la alimentación para evitar reacciones alérgicas a la piel y estar debidamente hidratados/as.
  • El especialista te recomendará aplicar frío, protegiendo la zona con vaselina sólida.

Gracias a este revolucionario tratamiento, los pacientes podrán ver los resultados de forma casi inmediata aunque hay que tener en cuenta, que se necesita un proceso de curación y cicatrización (donde el color y la piel pasarán por diferentes etapas) y un retoque al cabo de un mes. No realizar el retoque es uno de los principales errores ya que los resultados no serán tan duraderos.

Los principales resultados que el paciente puede percibir son:

  • Mejora de la densidad de las cejas que son poco pobladas o que han perdido vello a lo largo del tiempo.
  • Los resultados son muy naturales y armónicos.
  • Se logra definir el perfil de las cejas dejándolas más asimétricas.
  • Los resultados son duraderos, entre uno y dos años.
  • Los pigmentos son inorgánicos, hipo alergénicos, por lo que se evita una posible reacción alérgica.

En general depende totalmente de la persona de la renovación natural de las células, del sistema inmunológico y la influencia de los rayos UV.
La micropigmentación facial se irá desvaneciendo con el tiempo, quedando una leve sombra, sin apenas notarse que tienes un procedimiento como ocurre con los tatuajes corporales.
Recuerda siempre que no es lo mismo un tatuaje que una micropigmentación facial.

• Embarazo o lactancia
• Queloides
• Problemas de coagulación o tomas medicación anticoagulante.
• Estás en un proceso de quimioterapia (hasta pasados los seis meses no recomendamos realizar el servicio)
• Diabetes (bajo consentimiento médico)
• Procesos víricos
• Epilepsia
• Problemas de corazón
• Órganos trasplantados
• Problemas cutáneos en la zona a tratar (dermatitis, eczema, psoriasis, acné)
• Tratamientos como la isotretinoina para el acné
• Si tomas algún medicamento que afecte a tu sistema inmunológico debes primero consultar a tu médico
• Medicamentos antidepresivos.

 

  • Cuando no puedes dejar de maquillarte las cejas todos los días.
  • Cuando sufres cada día porque tus cejas no quedan iguales al maquillarlas.
  • Cuando ves que una ceja no es igual a la otra.

Al hacerte este tratamiento tendrás un resultado natural y con el visagismo (diseño) te será súper fácil maquillarlas cuando necesites que se vean más marcadas por ejemplo en un evento en las noches de fiesta.

  • Cuando tus ojos se notan cansados.
  • Cuando tienes una apariencia de mirada apagada.
  • Cuando tienes pocas pestañas.

Si puedes hacer vida normal, el único cambio que notaras al terminar el procedimiento es ver tus cejas con un color más oscuro, esto es debido a la mezcla de la linfa y el pigmento. Este tono bajara notablemente en los próximos días.

Debemos tener en cuenta que estamos trabajando en la piel y se puede calificar como molesto, pero no como doloroso e inaguantable.

Al ser una técnica de belleza reconstructiva que mejora el aspecto de la piel se puede utilizar en micropigmentacion paramédica y oncológica, por ejemplo: el vitíligo, una cicatriz, perdida de pelo por quimioterapia, alopecia universal, entre otras.

Este procedimiento se realiza en la capa epidérmica y mediante el proceso de cicatrización tu organismo lo irá depositando en capas inferiores. Por ello al principio el color del pigmento es un 30-40% mayor que cuando se realice la cicatrización.
• Durante la primera semana el pigmento aumenta ligeramente de tono.
• En la segunda y tercera semana comenzarás a perder pigmento y bajará el tono de los trazos, esto se debe a que el pigmento esta reposando en la capa epidérmica.
• En la cuarta semana el pigmento subirá nuevamente y allí será cuando se vea el color final.

¿Tienes una Consulta?Escríbenos