Además, como la depilación láser elimina la foliculitis acaba con los incómodos pelos enquistados e irritaciones provocadas por técnicas de depilación de arranque que aparecen sobre todo en la zona de las piernas, así que tendrás una piel más suave, ya que el láser estimula la producción de colágeno natural en la piel lo cual lo notarás después de cada sesión.

Las sesiones de depilación láser de piernas se realizan normalmente cada 2 meses y la media de sesiones requeridas son entre 5 y 8 siempre que tu pelo sea oscuro, no obstante, cada paciente tiene una evolución particular.

¿Tienes una Consulta?Escríbenos